Elaborado conjuntamente por el M HKA (Museo de Arte Contemporáneo de Amberes) y la KU Leuven (Universidad Católica de Lovaina), este proyecto de investigación interdisciplinar a largo plazo se centra en un conjunto de obras específico, pero complejo. Obras polifacéticas y con numerosas posibilidades de instalación, inacabadas y con un final abierto: Ship of Fools / The Dockers' Museum (2010-2013) por el artista y teórico Allan Sekula (1951-2013). Alimentado de la investigación de los miembros del equipo, el proyecto continúa evolucionando en una sucesión de resultados de investigación, como esta plataforma digital.

SOURCES

Videostill grant (c)videostill: M HKA
Allan Sekula: Ship of Fools — Interview by Grant Watson, 28 May 2010, 2010
Other

GW: Allan, desde mediados hasta finales de los ochenta has trabajado sobre la industria marítima. El primer proyecto fue Fish Story, pero ha habido muchos otros proyectos interrelacionados, incluyendo el más reciente, Shipwreck and workers, que fue mostrado en Documenta 12. ¿Quizá le gustaría hablarnos un poco sobre cómo se implicó en este tema?

AS: A mediados de los ochenta empecé a interesarme en el mundo marítimo. Me crié en una ciudad porteña, en la zona portuaria de Los Ángeles. Ese fue el mundo que conocía de pequeño. Trabajé en restaurantes en la zona costera y fui a la escuela con hijos e hijas de pescadores, obreros portuarios y astilleros. Por tanto, tenía un cierto sentimiento hacia ese mundo, pero nunca se me había ocurrido que pudiera ser un tema como artista hasta que llegué a mis treinta. Creo que también fue después de haber vivido en Ohio durante cuatro años y haber echado de menos la costa. Puede haber contribuido tanto a mi sentimiento, que cuando volví a Los Ángeles a mediados de 1980, comencé un proyecto sobre los vínculos entre ciudades porteñas. 

En parte, me interesaba el hecho de que las ciudades porteñas no pueden resolverse realmente en un modelo binario, porque cualquier puerto puede estar potencialmente conectado a cualquier otro, por lo que básicamente se dispone más bien de una relación en red. Además, estaba interesado en la materialidad del flujo de bienes, [en el hecho de] que el noventa por ciento de la carga mundial se transporta por mar. En contraste con los mitos de Internet, no todo viaja a la velocidad de la luz. Obviamente, sin la energía derivada de fuentes de hidrocarburos - que suelen ser las más pesadas, algo así como el cincuenta por ciento del peso de la carga total que se está transportando en realidad, ya sea carbón o gas natural, o aceite - nada podría funcionar, no funcionaría nada de este sistema industrial.  De esta forma, comencé trabajando muy poco a poco en el proyecto, observando tranquilamente los puertos, y en un momento dado me ocurrió que de hecho necesitaba hacer algo con el espacio entremedio, por así decirlo, el medio del océano, el tránsito de los barcos.

«Allan Sekula entrevistado por Grant Watson», 28 de mayo de 2010.